Make your own free website on Tripod.com

Curundu al Día

Pequeño analisis de Fahrenheit 9/11

KaraUno
Pequeño analisis de Fahrenheit 9/11
Jornada MNJPAT contra la Reforma del Art. 319 de la Const.

Era cuestión de tiempo antes que los gringos se auto-aplicaran la que llevan rato aplicándonos a los demás.  George Bush se subió a la silla con fraude y encima él y los amigos, aprovechándose en el camino de los ataques terroristas de hace tres años, procedieron a meter las manos en las arcas del estado y a meter a Estados Unidos (y al resto del mundo por forfit) en un pantano bien espeso.  Por eso entonces, de la pura rabia de patriota gringo demócrata el cineasta Michael Moore sacó la película Fahrenheit 9/11.

 

Da mucha plata el negocio de la guerra antiterrorista, cuenta Moore, y a los inmorales que pagaron el ascenso de Bush al poder les da igual si los que se mueren son árabes o gringos, o si se mueren a balazos o de hambre.  Como  siempre en las guerras, casi toda la gente que les toco morirse o quedarse sin papás no tenían nada que ver con el asunto.  Además, hay gringos de toda clase, desde los más manipulados hasta incluso los que son anti-gringos.  Y por eso los muertos de Nueva York han sido usados también para que legisladores ignorantes pasen leyes para callar a la gente molesta que se paran en el medio y andan opinando de más. 

 

Las razones para esta guerra sin cuartel y sin final de nuestros tiempos son muy diferentes a lo que sale por la televisión.  Para explicarlo la película suelta datos, documentos y videos nunca vistos de la guerra de Irak, de los pasillos de detrás del poder y de las imbecilidades de Bush, un tipo que según Moore ha salido más ladrón, más perezoso y más peligroso que muchos otros presidentes gringos. 

 

Específicamente hecho con el objetivo de evitar que Bush saliera reelecto, este documental a veces da mucha risa, a veces da ganas de llorar de la tristeza y de rabia, y a veces da bostezo.  Pero vale la pena ir a ver Fahrenheit 9/11 para ayudar a entender un poco mejor estos tiempos que van cada vez más pareciendo como un mal sueño del que habrá que despertarse alguna vez.

Enter main content here

Enter supporting content here