Make your own free website on Tripod.com
Reflexiones
Casa
CasaAlterna
Cantos de la Huelga
Documentos
Reflexiones
Enlaces
Ideario
Esta Historia
Somos

LA LUCHA POR LA PAZ

En nuestros días, la cuestión de la guerra y de la paz es uno de los tópicos que mayormente preocupa a todos los pueblos de la tierra, porque está de por medio la propia supervivencia del género humano. La carrera armamentista, cuando existía la confrontacion entre los bloques militares (OTAN-Pacto de Varsovia), significo el desperdicio mas colosal que la historia haya registrado, ya que el despilfarro de recursos económicos, materiales y humanos privó a todos los países, especialmente los subdesarrollados, de cuantiosos recursos que podrían ser utilizados en el crecimiento de las fuerzas productivas, en la elevacion del nivel de vida de los pueblos, la erradicación del analfabetismo, la garantía de fuentes de empleo, etc., demandas sentidas del pueblo y en particular de la juventud, aún no resueltas.
La carrera armamentista se origina en la economía de guerra de las potencias imperialistas, fundamentalmente los Estados Unidos, con el propósito de salvaguardar sus intereses en las diversas áreas del globo, lo cual en estos momentos se torna más grave al existir un mundo unipolar después del desmembramiento del Pacto de Varsovia, que hacía contrapeso a las fuerzas imperialistas agrupadas en la OTAN.

Por lo tanto, no se descarta una nueva conflagración mundial, ya que hoy más que nunca el imperialismo tiene la posibilidad de desatar una guerra interimperialista por un nuevo reparto del mundo, como ha sucedido a lo largo de la historia de la humanidad.
Esta actitud belicosa del imperialismo principalmente el norteamericano, ha quedado desmostrada en diferentes acciones emprendidas por este en diversas partes del mundo, contando en algunos casos con el apoyo incondicional del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones
Unidas.
La magnitud de este problema no permite, de parte de ningún pueblo del mundo, actitudes de neutralidad o abstención. Una conflagración mundial a todos nos daañaría.
Por eso, desde que apareció la primera arma atómica y con ella sus nefastas consecuencias, surgió un vigoroso movimiento mundial por la paz que, a lo largo de sus más de 50 años, ha combatido con entusiasmo y precisión. Manteniendo esta lucha en los últimos tiempos en que las fuerzas imperialistas, principalmente los Estados Unidos que continúa realizando pruebas nucleares de manera permanente, poniendo en grave riesgo no sólo la paz, sino también nuestro entorno ecológico.
La lucha por la paz no es un movimiento abstracto; contiene una serie de puntos concretos cuyos logros aislarán las posibilidades de guerra. Entre las materias y finalidades del movimiento por la paz sobresalen: el cese a la carrera armamentista; el desarme total y completo; la reducción de los presupuestos para gastos militares; la limitación del número de miembros en las organizaciones militares, hasta lograr la liquidación de estas; la reducción del numéro de bases militares y hombres armados; el fomento al desarrollo independiente de los pueblos; el impulso a la descolonización y el combate a las corporaciones transnacionales que nos explotan; luchar contra todo tipo de manifestaciones fascistas, contra el racismo y el apartheid, y apoyar la guerra de resistencia de los pueblos.
Las fuerzas democráticas y progresistas han opuesto a la política imperialista, la política de la distensión, fruto natural de la coexistencia pacífica entre los estados de diferente régimen social. La distensión, encaminada no solo al diálogo y a la negociación, sino al estudio de puntos de vista opuestos y de aquellos donde convergen intereses mutuos, como los problemas de carácter global.
Por otro lado, millones de jovenes unidos en asociaciones progresistas, democráticas y antimperialistas de todos los pueblos de la tierra, y a través de organizaciones juvéniles intemacionales como la Federación Mundial de la
Juventud Democrática, fruto de la Conferencia Mundial de la Juventud celebrada en Londres en 1945, han sido los más activos participantes en la lucha por la paz, contra la política agresiva del imperialismo, por la liberación nacional de los pueblos, por la democracia y el bienestar social.

La lucha del pueblo de Mexico por la paz ha sido expresión de su vocación antimperialista. Cuantas veces nuestro país ha impulsado tareas tendientes a preservar a la humanidad de una nueva conflagración mundial, ratificando
su vieja postura de rechazar la política de fuerza y chantaje guerrerista. Esto quedó demostrado recientemente durante la realizacion de la Asamblea Mundial de la Paz, efectuada en octubre de 1996, en nuestro país.
Esta trayectoria pacifista y antimperialista se debe a sus grandes movimientos revolucionarios. Cuantas veces nuestro pueblo se ha levantado para realizar cambios en su vida económica, social y política, al propio tiempo ha acrecentado su batalla por conquistar y preservar su independencia nacional. Las tesis más valiosas de Mexico en el campo de las relaciones internacionales han sido producto del ascenso revolucionario de nuestro pueblo. Las claudicaciones frente a las presiones del exterior siempre se dieron en momentos de derrota de las fuerzas progresistas.
Los esfuerzos del pueblo de Mexico por hacer de América Latina una zona desnuclearizada, han cerrado el paso al imperialismo norteamericano en esta región, para que no emplace sus armamentos atómicos ni arrastre a nuestros pueblos a sus aventuras bélicas.
Pero los peligros no han pasado. En la medida que los pueblos subyugados se rebelan contra el dominio imperialista y luchan contra las formas caducas de la vida social, el imperialismo blande sus armas para preservar sus intereses maltrechos y evitar su derrumbe final.
Para la juventud un mundo de confrontación no ofrece perspectivas de futuro. Si no son continuados los logros positivos del proceso de distensión y no son eliminadas las tendencias negativas de las relaciones internacionales, sino se profundiza la cooperacion entre nuestras naciones y no se detiene la carrera armamentista, las perspectivas para la juventud y para todo el mundo serán sombrías. Ante este panorama internacional, nosotros nos pronunciamos con firmeza y décision por:
1) Asegurar una paz justa y duradera.
2) El cese inmediato a la creación de nuevas armas y de las pruebas nucleares por parte del imperialismo.
3) El desarme total.
4) La coexistencia pacífica y la distensión internacional.
5) Alto a las nuevas formas de agresión por parte del imperialismo, como aquellas encubiertas de "ayuda humanitaria" o "combate al narcotráfico".
6) El respeto a los principios de autodeterminación de los pueblos y la no intervención.
7) El establecimiento de un nuevo orden económico intemacional que beneficie de manera justa a todos los pueblos.
8) Supresión de la OTAN y disminución de los ejércitos nacionales.
9) Continuación del desmantelamiento de todas las bases militares imperialistas en terceros países y de las instaladas en su propio territorio.
10) El fortalecimiento de la Federación Mundial de la Juventud Democrática y de la Union Internacional de Estudiantes.
11) El fortalecimiento de la COPPPAL-Juvenil.
12) El cese inmediato de la intervención imperialista a través de los medios electrónicos de comunicación.
13) Democratización de la ONU y en especial de su Consejo de Seguridad, para que ésta retome los principios para los que fue creada, desapareciendo el derecho de veto de las potencias que lo tienen.

LA LUCHA POR LA INDEPENDENCIA NACIONAL.

Panamá es una nación con un desarrollo progresivo, influido aún por el imperialismo norteamericano, al cual oponen resistencia la clase trabajadora, la intelectualidad progresista y la pequeña burguesía, acordes en la inaplazable necesidad de alcanzar para nuestro país su plena independencia y libertad respecto del extranjero.
La revolución iniciada en nuestro país en 1910 lo ha transformado haciendo posible que pase de país agrario primitivo y exportador de minerales en bruto a la condición de país agrícola e industrial.
Los diferentes gobiernos que estuvieron presidiendo a nuestro país hasta principios de la década de los años 80 se caracterizaron por Ilevar a la práctica el proceso de nacionalización no solo de las ramas de la industria manufacturera y por la creación de una serie de instituciones de crédito y de servicios sociales que contribuyeron a elevar el nivel de vida de importantes sectores de la poblacion.
Lamentablemente, hoy en día las premisas creadas a través de los postulados de la Revolución Mexicana que tanta sangre le costó a nuestro pueblo y que permitieron que éste avanzara de manera considerable por la vía de las nacionalizaciones, han sido seriamente traicionados por el grupo de tecnócratas neoliberales que Ilegaron al poder desde 1982.
Estas han afirmado que las tesis y la misma Revolución Mexicana son un mito y que ésta ha dejado de tener vigencia; sobre esta base se han dado a la tarea de impulsar sin ningún límite el desmantelamiento del sector estatal de la economía, reprivatizando tado vestigio nacionalista que estorbe la entrada al capital extranjero y principalmente al norteamericano; todo este proceso desnacionalizador ha Ilevado al despojo y desmantelamiento de las grandes conquistas históricas del pueblo panameño : la Constitución de 1917, la nacionalización petrolera, la estatización bancaria, etc.; todo esto ha contado con el agrado del imperialismo y de las fuerzas reaccionarias quienes nos han impuesto el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), y lo más grave es que, con esta acción se conduce a nuestra nación a la peor de las dependencias económicas y la anulación de su misma existencia como país independiente y soberano.

La contradicción entre los intereses del impérialismo y el desarrollo independiente del país, es la que nuestro pueblo está obligado a resolver para hacer cabalmente independiente a la nación panameña.
Nuestra Organización, conforme a su línea estratégica y táctica, es conciente de que en esta etapa del desarrollo del país, debe impulsar la integración de un Frente Nacional Democrático, Patriótico y Antimperialista para multiplicar el combate por la independencia nacional y el progreso social, y aplastar la intensa ofensiva reaccionaria que alienta el imperialismo norteamericano tratando de cambiar el rumbo político del país e implementando el Neoliberalismo a mansalva.
El Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora estima que a medida que se logren y consoliden los objetivos principales del pueblo panameño -en la presente etapa la independencia nacional y el progreso social-, en esa medida se van abriendo las perspectivas para que la juventud conquiste sus plenos derechos, puesto que la situación en la que vive inmersa es reflejo de las condiciones económicas, políticas, sociales y culturales que imperan en nuestro país.

Ante esta situación, nosotros nos pronunciamos por:
l) El impulso al desarrollo económico independiente de Panamá.
2) En contra del proceso desnacionalizador del actual régimen.
3) La elevación constante del nivel de vida del pueblo panameño.
4) La ampliación del régimen democrático.
5) Rechazo enérgico al ALCA, y en general a todo tratado o convenio que perjudique nuestra soberanía nacional, la economía, el ecosistema o la cultura de nuestro pueblo.

JUVENTUD TRABAJADORA

El Sistema capitalista se basa en la propiedad privada de los instrumentos de la producción y en la explotación del hombre por el hombre. Esto hace que la sociedad sea dividida en explotados y explotadores.
Como todos los antiguos pueblos coloniales de Africa y Asia y los pueblos semicoloniales de América Latina, el nuestro no puede aspirar a convertirse en un país altamente industrializado, dentro del cual se realice la concentración del capital, se formen los monopolios y exporten su dinero hacia países más atrasados que el nuestro. Ese camino le está vedado porque cuando quizo seguirlo el imperialismo lo impidió por haber hecho imposibie su capitalización interna y su desarrollo industrial. Su vía sólo puede ser la no capitalista, y en este momento, la del nacionalismo revolucionario, que contribuye a acelerar su independencia económica y el advenimiento del socialismo.
Dentro de la aplicación de la política neoliberal por los gobiernos burgueses, el proceso de la industrialización del país ha ido acentuando y desarrollando el carácter de las clases sociales, en particular del proletariado y la burguesía.
El crecimiento industrial se ha realizado fundamentalmente a través de la penetración del capital extranjero en las ramas más importantes de la economía, de la explotación sin límite de los obreros y campesinos y de la injusta distribución del ingreso, aunada a la creciente desocupación y a otros factores, han agudizado entre las clases sociales las contradicciones, debido sobre todo a la concentración de la riqueza en manos de la oligarquía financiera aliada al imperialismo que ha empeorado las condiciones de vida del pueblo y de su clase trabajadora.
Los capitalistas al contratar mano de obra joven y barata, tratan de obtener la mayor ganancia, practicando discriminaciones salariales, imponiendo condiciones de trabajo humillantes, un ritmo de trabajo acelerado y destinándola a trabajos particularmente agotadores y peligrosos, en resumen, violando prácticamente el Código de Tabajo.
La clase patronal practica, además, discriminaciones con respecto a los jóvenes trabajadores en el contrato y en su ascenso, aprovechando su falta de experiencia.
No conforme con esto, bajo los auspicios que le brinda la aplicación de la política neoliberal del gobierno, la clase patronal pretende desarticular el movimiento sindical, acabando de golpe con lo más avanzado de la legislación que en materia laboral ha logrado el movimiento obrero y sus mejores fuerzas en el transcurso de estos años.
Además, cuenta con el pleno apoyo de las autoridades del trabajo y lideres falsos de la clase obrera.
Ante este grave problema, El Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora, para resolver los problemas de los jóvenes trabajadores, se pronuncia por:
1) La unidad organizada del movimiento obrero, incluyendo a los trabajadores del Estado y a los campesinos.
2) Respeto irrestricto a la independencia de las organizaciones sindicales por parte del gobiemo y los patrones.
3) Respeto del derecho de huelga de los trabajadores.
4) La Semana Laboral de 40 horas con pago de 56.
5) La Escala Móvil de Salarios para que estos se ajusten automáticamente a los incrementos en los precios de los productos básicos y servicios.
6) Fijación y pago de un salario mínimo nacional suficiente tal como lo señala nuestra Carta Magna.
7) Respeto a un salario igual por un trabajo igual.
8) Aumento de vacaciones pagadas para todos los
trabajadores.
9) Respeto a los reglamentos sobre la higiene y la seguridad en el trabajo; prohibición para los jóvenes menores de 18 años del trabajo nocturno, de los trabajos nocivos, agotadores y peligrosos, especialmente en las minas.
10) Respeto a los reglamentos sobre capacitación en el trabajo.
11) Supresión de los contratos de prueba.
12) Aplicación estricta de la Ley de la Caja del Seguro Social.
13) Asistencia particular, concedida por el Estado, a los jóvenes incapacitados físicamente para trabajar.
14) Rechazo enérgico a cualquier intento de contrarreforma a la legislación laboral y respeto absoluto a su aplicación.
15) Rechazo a la intromisión del Gobierno, en los sindicatos.

JUVENTUD CAMPESINA.

Los problemas de la juventud campesina se ubican dentro del panorama general de la situación agraria del país. La división y el reparto de los latifundios y la creación de distritos de riego en importantes regiones agropecuarias produjo en Panamá un sector con altos rendimientos económicos.
Miles de jóvenes campesinos pierden la esperanza de ver satisfechas sus demandas, al no tener asiento en un ejido o comunidad y se ven obligados a vender su fuerza de trabajo a latifundistas modernos y a los pequeños propietarios.
En la mayor parte de los casos, los peones agrícolas sólo trabajan tres o cuatro meses al año, además deben emigrar a otros centros de población en busca de empleo. Otros más se traladan o bien se instalan en las principales ciudades del país, principalmente la ciudad capital, en donde generalmente no se encuentra empleo, además debemos señalar que en su mayoría carecen de todo tipo de preparación o capacitación técnica.
En función a las anteriores consideraciones, pensámos que es necesario aplicar las siguientes medidas para resolver los problemas de los jóvenes campesinos:

1) Aplicación del Código de Trabajo en las relaciones entre pequeños propietarios y peones agrícolas para que estos últimos tengan derecho a crear sus sindicatos agrícolas.
2) Creación y apoyo a escuelas técnicas de capacitación agropecuaria de caracter regional, en donde se preparen los jóvenes hijos de campesinos y peones agrícolas.
3) Hacer efectivo el crédito a los ejidos y a las comunidades agrarias.
4) Creación de empresas agroindustriales del Estado que den empleo a los hijos de ejidatarios, comuneros y peones agricolas.
5) Reactivación de los asentamientos campesinos como forma de organizació colectiva de nuestros campesinos.

JUVENTUD ESTUDIANTIL

A finales de la década del los 80 fueron desarticuladas las principales organizaciones estudiantiles. A la fecha, a pesar de haber surgido varios movimientos en las principales instituciones educativas, ninguno ha sido capaz de convocar a la construcción de una organización representativa, revolucionaria y democrática a nivel nacional.
Múltiples han sido las causas por las cuales el movimiento estudiantil no ha podido aún lograr su fortalecimiento y cohesión, dentro de ellas destaca la falta de claridad en los objetivos de lucha que debe enarbolar, tanto en las instituciones educativas como ante los problemas nacionales e internacionales; así como la falta de précision de los métodos de lucha.
Aunado a ello, existe la campaña permanente de desorientación que el imperialismo y la reacción impulsan entre los estudiantes, utilizando a los grupos ultraizquierdistas y de derecha éstos últimos fortalecidos ante las concertacesiones entre el gobiemo y el partido de la derecha tradicional corrompiendo a líderes estudiantiles y fomentando el oportunismo, para conducirlos hacia posiciones contrarias a los principios de la lucha revolucionaria, a los planteamientos programáticos comunes y a los métodos unitarios en el combate, como ha ocurrido con todos los intentos Ilevados a cabo hasta ahora en este sentido.
Dentro de este marco, se siguen fortaleciendo los proyectos de privatización y extranjerización de la educación, impulsados por el actual gobierno con el fin de tener los cuadros científicos y técnicos que sirvan al proceso maquilador y no al desarrollo económico y cultural independiente del país.
De manera que, es necesario que surja un movimiento estudiantil que sea fuerza conciente en la lucha antiimperialista y la solidaridad con los pueblos y juventudes del mundo; fuerza que participe activa y creadoramente al lado de las fuerzas patrióticas, democráticas y antimperialistas del país, en el combate por la plena independencia nacional, la elevación del nivel de vida del pueblo y la ampliación del régimen democrático; y fuerza también en la lucha por el fortalecimiento del movimiento estudiantil panameño y mundial, en base a sus demandas comunes.
Nosotros, ante la situación que prevalece en el movimiento estudiantil, luchamos por:
1) La participacion de los jóvenes estudiantes en la lucha histórica del pueblo panameño por liberar a nuestra patria de las garras del imperialismo norteamericano y la reacción, y construir estadíos superiores de existencia y de organización social.
2) La participación de los estudiantes en la lucha por la paz, el desarme, la distensión, la solidaridad y la amistad entre todos en la tierra.
3) El fortalecimiento de una educación democrática, gratuita, popular, científica, nacionalista y antimperialista.
4) La integración del movimiento estudiantil de nuestro país en la lucha del movimiento estudiantil de América Latina y del mundo.
5) El combate de los estudiantes por sus demandas concretas y los derechos de los jóvenes.
6) La reorganización y consolidación de la otrora gloriosa Federación de Estudiantes de Panamá ( FEP), democrática y nacional que aglutine a todos los estudiantes de Panamá, al igual que sus organizaciones pilares LA UEU y La UES.
7) Respeto a las organizaciones estudiantiles, rechazando la ingerencia de las autoridades educativas, de grupos o partidos políticos burgueses en la lucha estudiantil.

LA MUJER JOVEN

A pesar de que en nuestro país se han registrado importantes avances legislativos en el campo de la igualdad entre el hombre y la mujer, la verdad es que todavía estorba a este proceso de liquidación definitiva de ancestrales e infecundas diferencias entre ambos sexos, el peso de la ignorancia, el fanatismo y los intereses de clase, que siguen ubicando a la mujer en la más rezagada de las filas de la reserva humana.
Las mujeres emigran con mas frecuencia que los hombres de las zonas rurales a las urbanas en las edades menores a los 19 años y el fenómeno migratorio se acentúa en las entidades de menor desarrollo.
La posibilidad de ocuparse en el servicio doméstico aparece como la principal alternativa de un mejor nivel de vida, acceso al ingreso y amplitud de expectativas, porque existen variables que condicionan la oferta femenina de trabajo: nivel socioeconómico, edad, nivel educativo, numéro de hijos, estado civil, orientación familiar, número de centros y estancias infantiles, etc.
No obstante las condiciones desventajosas que ofrece el actual mercado de trabajo un número muy significativo de mujeres buscan integrarse a él.
A pesar de que el número de mujeres ha aumentado en el sistema educativo respecto de los hombres, la deserción escolar es más señalada entre las mujeres y las diferencias en relación con los hombres se agudizan conforme asciende el nivel de instrucción.
A los 17 años se encuentran más mujeres con hijos que dentro del sistema educativo. Dentro de las variables que se encuentran implicadas en este fenómeno destacan la entrada a la vida fecunda y la demanda del mercado de trabajo.
Un gran porcentaje de las mujeres que trabajan tienen carreras comerciales, normal o magisterio y estudios de nivel subprofesional. Y por lo regular, el trabajo de las mujeres se orienta hacia actividades que redundan en un apoyo económico temporal que no afecte a la meta socialmente preestablecida del matrimonio y la maternidad.
Si el hombre ha sido y es explotado, la mujer lo es doblemente, ya que existe una discriminación, que se refleja en mayores problemas para la mujer en el mercado de trabajo; es decir que se ven más afectadas por la desocupación y el desempleo.
La Organización Intemacional del Trabajo ha señalado que la mujer tiene un "doble papel dentro de la producción de un país, ya que ella es la responsable directa de la producción y de la reproducción de la fuerza de trabajo". O séa, además de participar dentro de la economía del país, se encarga de la economía de su hogar, y el cuidado de los hijos y del marido. Labor que hace que la mujer sea aún más propensa a las enfermedades y al agotamiento.
Los especialistas en medicina del trabajo, aseveran que entre los factores generales que condicionan la patología laboral femenina están los originados por la desigualdad biológica con el hombre, conformación física, personalidad psicológica, influencia del sexo y susceptibilidad a determinadas sustancias.
La mayoría de las mujeres no participan en actividades políticas, su intervención esté casi limitada a la presencia en las urnas electorales. Al igual que grandes masas marginadas que concurren a votar sin conciencia clara de la importancia de los efectos o consecuencias implicadas, a este ejercicio formal se limita su potencial y capacidad de gestión.
Los interesados en dividir los sexos han inventado formas y han penetrado en el espíritu de las mujeres para volverlas pasivas, para hacerlas pensar que solo han nacido para cumplir las funciones maternales y domésticas. Han manejado con argumentos que ocuparse de la política degenera el carácter de la mujer; que las cualidades como la fuerza, el valor y la decisión no son femeninos o de que las mujeres poseen menos intelecto.
Cuando algunos apologistas del capitalismo pretenden reducir el contenido de la liberación de la mujer a un simple comportamiento más libre de los sexos en sus relaciones, predican incluso que en los países imperialistas ya se ha logrado la emancipación de la mujer. Es entonces cuando los adeptos del feminismo, decepcionados por la falta de derechos de la mujer en la sociedad y en la familia, aspiran a imprimir un cambio en su situación a través de un movimiento netamente feminista, independiente de los hombres.
Estas teorías burguesas olvidan que la división de la sociedad en clases sociales determina la opresión de la mujer y del hombre por el capital. Con esto se explica la profusión de grupos que se llaman así mismos feministas, tratando de conducir a las mujeres a actitudes estériles, equivocadas; a demandar reivindicaciones secundarias y a veces ridículas.
Sin embargo, la aspiración de la mujer a la igualdad política y social se logrará solo organizandose en las filas de la clase trabajadora, compartiendo con ellas sus inquietudes y sus demandas.
No obstante el importante descenso en la mortalidad registrada en los últimos años, las elevadas tasas de fecundidad y la inadecuada distribución de los recursos de la salud en el país, así como la desnutrición endémica en los grupos de menos ingresos explican que las complicaciones del embarazo, parto y puerperio continúen siendo la principal causa de la mortalidad de la población femenina entre 15 y 34 años de edad. Otras causas de la mortalidad en la mujeres jóvenes, son los abortos provocados y el SIDA.
En todos los países que sufren las agresiones imperialistas, como el nuestro, se presiona a la mujer y se llega a veces hasta esterilizarla para evitar que sea madre. Se ha revivido la vieja tesis de Malthus, consistente en frenar el crecimiento de la población. En el fondo de esta campaña, se esconde la gran inquietud del temor a la superpoblación que aparece siempre en periódos en los que se halla en descomposición el sistema social existente.
En su tiempo, Lenin criticaba con toda rudeza la campana malthusiana; la calificaba de reaccionaria cuando expresaba, refutando a sus représentantes: "Parir hijos para que luego sean inutilizados..." "¿Sólo para eso?" "¿Porqué no para que luchen mejor, más unidos, de un modo más consciente y con mayor energía que nosotros contra las actuales condiciones de vida, que mutilan e inutilizan a nuestra generación?". Y advertía: "Una cosa es la libertad de la propaganda médica y la protección de los derechos democráticos elementales del ciudadano y de la ciudadanía, y otra cosa es la doctrina social del neomalthusianismo. Los obreros conscientes sostendrán siempre la lucha mas implacable contra los intentos de imponer esta reaccionaria y medrosa doctrina a la clase social contemporánea mas avanzada, más fuerte y más preparada para las grandes transformaciones".
En base a todas las consideraciones expuestas sobre la situación por la que atraviesan las mujeres jovenes, nosotros nos pronunciamos por:
1) La supresión de todas las formas de discriminación contra las mujeres jóvenes en todos los campos de la vida social.
2) Medidas sociales y legislativas que conduzcan a la supresión del trabajo fatigoso para las mujeres.
3) La protección de la salud de las mujeres por parte del Estado.
4) La maternidad debe ser considerada como una preocupación social muy importante que debe atender el Sector Salud obligatoriamente.
5) La asistencia en la educación de los hijos mediante la construcción de una amplia red de jardines de niños y de estancias infantiles estatales, puestos a disposición de las mujeres jóvenes, madres de familia, trabajadoras o estudiantes.
6) La ampliación y el mejoramiento de los mecanismos establecidos para proteger a las mujeres jóvenes indígenas y campesinas, para lograr su plena integración al desarrollo nacional.
7) La obligación de los patrones de todas las ramas para que se acepten como trabajadoras a mujeres casadas y/o con hijos, garantizándoles los derechos que les concede el Código de Trabajo.
8) La orientación a las mujeres sobre la importancia que tiene el hecho de que se incorporen a la lucha secular del pueblo panameño y de su clase trabajadora, y rechazar categóricamente "la lucha entre sexos".
9) Medidas drásticas y enérgicas contra quienes fomenten y exploten la prostitución, la pornografía y el hostigamiento sexual contra la mujer.
10) Despenalización del aborto y reglamentación adecuada del mismo.

DERECHO AL TRABAJO

En Panamá, el derecho al trabajo ha sido elevado a rango constitucional. Sin embargo, este precepto no ha sido garantizado para todos los panameños, porque nuestro país afronta el problema del desempleo en una proporción aguda que se refleja en la disparidad que hay entre su población economicamente activa, productiva y el resto de sus habitantes.
El desempleo golpea más duramente a los jóvenes, tanto a quienes no cuentan con una formación profesional como a quienes han egresado de la instituciones educativas.
Las consecuencias de esta situación son dramáticas para la juventud. En el plano social, la cesantía de los jóvenes, además de representar un desperdicio humano considerable, agrava la situación de las familias, ya profundamente afectadas por la inflación y el desempleo.
Entre los efectos sociales del desempleo se encuentran: la delincuencia juvenil, la drogadicción, la prostitución, la proliferación de bandas juveniles y la emigración que en los últimes años ha aumentado considerablemente. Esto provoca el desaliento en muchos de ellos ante una sociedad incapaz de garantizarles el derecho al trabajo.
En los círculos gobernantes se pretende explicar el desempleo por el crecimiento demográfico.
En algunos países la política económica impuesta por los grandes monopolios financieros e industriales que los dominan, conduce a los mismos resultados: la inflación y el desempleo; que afecta inclusive a los trabajadores y de manera más sensible a la juventud.
Estos hechos confirman también que no es siguiendo esas mismas políticas como será posible salir de la crisis; por el contrario, ellas sólo pueden conducir a una agravación de las condiciones de vida y de trabajo en el conjunto de los trabajadores, que será ciertamente más sentida por la juventud.
Se han formalizado algunas medidas por parte del gobierno que pretende combatir este problema social, como lo han sido los demagógicos programas "dejar las pandillas por trabajo", "bolsas de trabajo", entre otros, además de la peligrosa instalación de maquiladoras extranjeras en nuestro país, medidas equivocadas, ya que no han retribuido ningún beneficio para la solución de este problema. Aunado a ello se encuentra el ALCA, que por su esencia imperialista no va a solucionar el problema del desempleo, más bien lo va agudizar, poniendo en grave riesgo nuestra independencia.
El MNJ-PAT afirma que la solución real a este problema sólo se alcanzará con la industrialización independiente que permita crear un conjunto coherente de ramas industriales, ampliar el mercado internacional y establecer una correlación económica entre el sector industrial y agrícola, aumentando la productividad del trabajo y utilizando más eficazmente las reservas de manos desocupadas, entre ellas las de la juventud.
Este desarrollo industrial debe estar orientado a la aplicación y reforzamiento del sector público de la economía, a fin de que el Estado tenga los medios económicos para el progreso social.
Abatir el desempleo, incluyendo por supuesto el de los jóvenes, traerá como consecuencia inmediata poner un muro a las emigraciones masivas hacia la Capital. Además, se fortalecería ampliamente el mercado interno, lo que se revertirá en apoyo de nuestro desarrollo industrial.
En Panamá, como lo hemos señalado, el derecho al trabajo es una norma constitucional, y consideramos que para garantizar este derecho, particularmente a los jóvenes, se deben tomar las siguientes medidas:
l) Se ponga un alto total a la masiva inversión extranjera, ya que esa no es la vía para dar soluciones al problema del desempleo en Panamá .
2) Alto a la privatización de las empresas estatales; fortalecer aquellas que no se han privatizado aún, a fin de crear nuevas fuentes de empleo y renacionalizar las privatizadas .
3) Que los sindicatos impongan en sus contratos colectivos una cláusula que obligue a las empresas a la creación de cierto número de nuevas plazas, y capaciten en el ámbito jurídico-laboral a sus agremiados.
4) Que se garantice el empleo de los jóvenes que egresan de las instituciones educativas del Estado en la administración pública, en los organismos descentralizados y en las empresas de participación estatal.
5) Que se asigne un seguro de desempleo para los jóvenes, inclusive para los privados de los trabajos desde la salida de la escuela o en edad legal de trabajar.
6) Que se prohiba el trabajo de los niños, control de su aplicación, asistencia financiera a las familias numerosas y respeto de la edad legal para trabajar.
7) Exigir el respeto irrestricto al Artículo ... Constitucional y al Código de Trabajo.

DERECHO A LA EDUCACIÓN

La educación en el transcurso de la historia humana, ha estado siempre determinada por el desarrollo de las fuerzas productivas y sus correspondientes relaciones de producción en una formación socioeconómica concreta. Por su calidad de componente de la superestructura social, la educación es producto y está condicionada a las relaciones y fuerzas de producción, pero esta relación no es unívoca; la educación, a su vez, influye en las relaciones que se establecen en el proceso productivo.
Por ello, la clase social dominante de la sociedad le imprime a la educación rasgos caracteristicos en cada sistema, con la finalidad de utilizarla como instrumento que beneficie a sus intereses, es decir, a la permanencia y reproducción del sistema. Sin embargo, como en toda la superestructura, en la educación se manifiestan las contradicciones de clase. Por lo tanto no puede ser un todo monolítico que en su conjunto luche por mantener el estado de la sociedad. En ella existe una tendencia dominante, pero también refleja la fuerza de las otras clases sociales, especialmente la revolucionaria.

.....................................................................................

En la etapa actual, enmarcada dentro de las condiciones económicas, políticas y sociales en que vive el país y también dentro del contexto general de la situación compleja de la educación mexicana sufre una crisis, cuyas características trascienden y se entrelazan con la problemática nacional.
No obstante los avances educativos, en algunas ocasiones se han producido graves retrocesos cuando los gobiernos abandonan los principios de la Constitución, y se acentúan las intromisiones de corrientes extrañas que generan desviaciones a las finalidades auténticas de la educación popular, como ha ocurrido durante el ascenso del neoliberalismo, cuyos representantes han pretendido reformar el sistema educativo para adecuarlo al neoliberalismo. Aunado a ello, el gobiemo solo destina el % del Producto Interno Bruto (PIB) para gastos en educación, muy por debajo del 8% que recomienda la UNESCO, lo cual ha contribuido al agravamiento de la crisis en la educación.
El sistema educativo carece de coherencia. No se han aprovechado con propiedad y en todas sus posibilidades las corrientes psicopedagógicas y no ha sido adecuado el empleo, para fines educativos, de los medios de comunicación masiva como la radio, la televisión, la cinematografía y la prensa.
No se han sensibilizado lo suficiente del problema de los hijos de las mujeres trabajadoras para otorgarles el derecho a una atención educativa, digna y eficiente durante las horas de la jornada laboral, creando las suficientes guarderias y centros de asistencia infantil.
En el nivel preescolar o primario, la limitación Ilega al extremo y de ahí su raquítico desarrollo, que minimiza la importancia que tiene el desenvolvimiento integral de la niñez panameña durante los primeros años de la vida, que tiene este ciclo educativo.
Por otro lado, el nivel primario ha sufrido la modificación de sus textos -principalmente los de historia-, agrediendo el desarrollo histórico de nuestro paífs con conceptos distorcionados y falacias que responden a los intereses de la clase en el poder que buscan sustento histórico para justificar las medidas negativas que ha tomado. Aunado a esto, la deserción y la reprobación, la insuficiencia de maestros, la defectuosa organización administrativa, además de la ausencia de una planificación completa, no ha tenido aún soluciones positivas.
Unidos a los aspectos de la crisis que se asienta en el nivel de la educación primaria, se hallan los problemas de enorme importancia: bajo grado de escolaridad de la población panameña y el analfabetismo cuyas cifras en lugar de disminuir aumentan.
En el nivel de la enseñanza secundaria, es evidente que presenta una falta de relación orgánica, pedagógica y científica con la educación primaria y con los niveles superiores del sistema educativo. Durante su existencia la escuela secundaria ha presentado una superación gradual; pero hasta la fecha no se han adecuado a la naturaleza, características y finalidades de este nivel, ni corresponden a las necesidades del desarrollo económico y social del país ni a las urgencias de una preparación para el mundo del trabajo, para la educación y para la participación útil en la vida social.
La secundaria técnica, no obstante su importancia para el desarrollo del país, no tiene la debida atención, no se han precisado sus verdaderas finalidades atendiendo a sus características pedagógicas y a la perspectiva hacia la futura movilidad profesional.
Respecto al nivel de la educación media propiamente (media-superior), a pesar de la urgente necesidad de su multiplicación para reducir los técnicos medios especializados que tanto reclama el mundo del trabajo y las demandas reales de la producción, así como la preparación necesaria para los niveles superiores, ha tenido un desarrollo insuficiente y participa de las carencias y defectos de los otros niveles educativos, lo que es una peligrosa desviación en sus finalidades que contraviene las que deben caracterizar a la educación de nuestro pueblo.
El nivel de la educación superior tiene como finalidad fundamental, producir los cuadros científicos y técnicos de alto nivel que demanda el desarrollo independiente del país. Pero debido al escaso presupuesto del que gozan y la desatención del Estado, que esta dejando en la práctica la educación superior en manos de la iniciativa privada; está inmersa en esta grave crisis que ha degradado su nivel académico, su eficiencia profesional y ha desarticulado el curso sano y normal de sus actividades propias, frustrando sus tareas de depositaria y de impulsora de la cultura nacional.
El creciente número de estudiantes, es pequeña cifra frente a la enorme cantidad de jóvenes que no encuentran la posibilidad de realizar estudios superiores.

La realidad de la educación superior está expresando una injusta y antidemocrática distribución social de este servicio. La clase trabajadora que es la que más contribuye para generar los recursos destinados al gasto educativo, se enfrenta al hecho de que están prácticamente cerradas las puertas para sus hijos. Además, la educación superior sufre un alto porcentaje de deserción, que afecta señaladamente a los jóvenes de bajos recursos económicos, esto se debe, sobre todo, a la pobreza, la falta de asistencia y de servicios de seguridad social, que produce el hecho lamentable de que la educación superior, aún la que se proporciona con los recursos del Estado, esté quedando cada vez más, reservada a las clases económicas poderosas.
Como todo el sistema educativo nacional, el nivel de la educación superior, en sus planes y programas de estudio mantiene una débil correspondencia con los postulados revolucionarios, así como con las demandas urgentes del desarrollo independiente del país pués no responde a las necesidades socioeconómicas de éste, sobre todo de los sectores productivos. En este hecho se advierten los retrasos en relación con el nivel de desarrollo científico y técnico contemporáneo.
El servicio social, parte importante de la educación académica, que se crea con el propósito de incorporar a los futuros profesionales al ritmo del desarrollo del país mediante el conocimiento de la realidad nacional, con algunas excepciones, carece de la organización adecuada, de una dirección capacitada y una supervisión eficiente, lo cual impide la consecución de sus objetivos, relegándolo a un simple requisito para la graduación, que puede evadirse con constancias apócrifas.

...................................

En lo que toca a la investigación científica la falta de coordinación en los programas de las diversas instituciones que tiene encomendado impulsarla impide que se desarrolle exitosamente. No solo el Estado debe promover la investigación sino controlar aquella que se realice en nuestras universidades o institutos de enseñanza superior, públicos y privados, para impedir que esas investigacioncs sirvan a intereses contrarios a los del pais y se conviertan en canales de penetración imperialista.
En relación con las escuelas privadas, es bien sabido que en ninguna parte han resuelto el problema de la insuficiencia escolar y en cambio han agravado el problema de las diferencias sociales, afirmándose como reforzadoras de ellas, negando el carácter igualitario de la educación que sólo se cumple impidiendo la organización de escuelas clasistas que sustentan distintas filosofías; ya que institucionalizando las diferencias económicas y sociales, la igualdad de oportunidades para ejercer el derecho a la educación en todo ser humano, résulta mediatizado.
La escuela particular es elitista, prototipo de la educación clasista, no es la alternativa adecuada para la solución del problema educativo, porque la realidad, es precisamente la contrapartida de la educación popular. En su gran mayoría son instituciones que responden a un control clerical son escuelas de tipo confesional evidente o encubierto, y que forman un verdadero sistema escolar organizado con sus normas peculiares, con características y finalidades diferentes a las de la educación nacional. En este sistema de educación privada y confesional, que funciona bajo un control casi autonómo, utilizando en este sentido la libertad de enseñanza, con la que encubren todas las violaciones imaginables al Artículo ...... Constitucional, notables ejemplos de esta se dan en el trabajo escolar cotidiano y en múltiples manifestaciones, muchas de ellas realizadas con desafiante ostentación, por ejemplo, en contra de los programas de estudio, los periódicos alardes en contra de los libros de texto, a los cuales tienen suplantados por "libros de consulta".
Tales son los principales problemas cuantitativos y cualitativos que confronta la educación panameña, destacando la falta de precisión en el tipo de panameño que debe forjarse y la falta de firmeza en el señalamiento de las finalidades en la orientación y en la conducción de todos y cada uno de los niveles de la educación nacional en su trabajo cotidiano.
Ante este panorama de la educación en Panamá , nosotros nos pronunciamos por:
1) La educación democrática basada en el derecho a la educación para todos los hombres y mujeres, como característica consustancial al ser humano.
2) La educación que se otorga al pueblo debe ser gratuita, de la más alta calidad posible y en constante avance de acuerdo con los imperativos de la época.
3) La educación debe ser planificada de acuerdo con los avances científicos y tecnológicos y las necesidades del desarrollo independiente y soberano del país.
4) La educación debe contener un equilibrio entre la preparación tecnológica, la formación humanista y el desarrollo físico.
5) La educación debe ser para el trabajo, la producción y el desarrollo.
6) La educación debe preparar para los cambios sociales, para la paz y la convivencia de todos los hombres de la tierra.
7) Se debe establecer el funcionamiento democrático de las instituciones educativas, a fin de ponerlas en concordancia al avance democrático del país.
8) Integración de una institución que elabore científicamente la teoría y los métodos de la pedagogía panameña, de acuerdo con los principios del Artículo ........ Constitucional, con el progreso de la ciencia, con la universalidad de la cultura, con el desarrollo de nuestro país, con las aspiraciones del pueblo y de la nación y con las perspectivas de la historia.
9) Un Sistema Nacional de Becas, para garantizar el derecho a la educación a todos los niveles a los hijos de obreros y campesinos.
10) Aprovechamiento al máximo y de acuerdo con nuestra cultura de los medios extraescolares: la radio, la televisión, la cinematografía y la prensa.
11) Cancelación de las licencias a las escuelas particulares que violen el Artículo ....... Constitucional, donde se deforma la verdad de la historia de nuestro país.
12) Integrar un Plan Nacional de Servicio Social, para que los egresados de las instituciones de educación superior cumplan con la función de carácter social en forma organizada, disciplinada y supervisada.
13) La integración de un Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología en todas las instituciones de investigación del Estado y las que reciben su ayuda económica para que haya coordinación y una orientacion general común en sus actividades.
14) Exigir que se le asigne a la educación el 8% como mínimo del Producto Intemo Bruto (PIB), como lo recomienda la UNESCO.
15) Demandar que la educación abierta se ajuste a los principios pecdagógicos.
16) Demandar mayor educación sexual a todos los niveles educativos.
17) Establecimiento del sistema de orientación vocacional eficaz desde el nivel medio.

DERECHO A LA SALUD.

La salud no sólo representa la ausencia de enfermedad, sino también el estado de completo bienestar físico y social de un individuo. Representa el estado de equilibrio del individuo y su ambiente fîsico y social.
También hay que entender a la salud desde un punto de vista dinámico, de tal manera que, cuando se modifica el medio ambiente, el organismo puede Ilevar a cabo los ajustes precisos desde el punto de vista orgánico, mental, emocional, que le permite adaptarse y desarrollarse libremente en su medio familiar, en su trabajo, etc.
La salud también puede ser entendida como la capacidad del individuo para enfrentarse a las contingencias diarias de la vida con el mínimo de sufrimiento y desajuste. Desde este punto de vista no podemos esperar eficiencia y productividad en el trabajo de los individuos si no se cuenta con ese estado de equilibrio, sino se cuenta con salud.
En nuestro país el nivel de salud no esta condicionado unicamente por la relación que existe entre el individuo y los agentes causales de las enfermedades clásicamente descritos como son, entre otros, los microrganismos patógenos, los traumatismos, etc., sino también por múltiples factores, entre los que se distinguen de manera notable, la disposición y el manejo de las excretas y los desechos, el disponer de una vivienda higiénica en un ambiente no contaminado, y de manera importante, el empleo.
Uno de los principios trazados en la Constitución, consistente en asegurar y garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la presentactón de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo. Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos de algunos décadas anteriores, a partir de 1990 a la fecha, se han empeorado las condiciones de salud de la población.
En nuestro nuestro país ha aumentado el índice de pobreza, lo cual ha traído como consecuencia el incremento de enfermedades epidémicas. Además la desnutrición aumenta de manera alarmante; éste fenómeno afecta principalmente a los niños y jóvenes de las zonas rurales.
Estos panameños son claramente sujetos, con mayor susceptibilidad, a contraer diversas enfermedades y presenta, además, niveles de morbilidad y mortalidad mucho más elevados. Es en estos grupos poblacionales donde aún predominan los padecimientos infecto-contagiosos del aparato respiratorio y del aparato digestivo.
En el área de la medicina preventiva, es donde encontramos las campañas y programas más importantes para superar nuestra problemática de la salud y bienestar social. Al respecto, consideramos que deben utilizarse la mayor parte de los recursos económicos, humanos y materiales en esta área, tal como sucede en los países altamente industrializados, en lugar de disponer de la mayor parte de los recursos a las labores asistenciales, como ocurre, por el contrario, en los países en vías de desarrollo.
En cuanto a la farmacodependencia, se ha observado que es un fenómeno casi esencialmente urbano que se presenta en todas las edades. Al grupo social que más afecta es al de jóvenes cuya edad oscila entre los 16 y 21 años. Este problema de politoxicomanía, a pesar de las medidas que se han tomado para combatir el narcotráfico, sigue en aumento en forma alarmante.
Otro de los problemas sanitarios que preocupa en relación a los jóvenes es el crecimiento de las enfermedades de orden psíquico como resultado del alcoholismo, el consumo de drogas y la amplia difusión de la corriente irracionalista del pensamiento y su cultura.
La falta de servicios médicos y asistenciales para el pueblo, sigue afectando a grandes masas de la juventud. El propio Estado reconoce que la salud del pueblo es producto de las condiciones económicas y sociales prevalecientes; reflejo de los niveles de trabajo, de educación, de cultura en los que se desenvuelve la población.
Ante el problema de la salud física y mental de miles de jóvenes, nosotros nos pronunciamos porque se tomen las siguientes medidas:
1) Elevar a rango constitucional el derecho a la salud para todos los panameños.
2) Ampliar y consolidar los servicios sociales y de seguridad social.
3) Ampliación de los servicios de medicina preventiva, aprovechando al máximo los recursos económicos, materiales y humanos.
4) Medidas energicas contra los grupos o elementos que distribuyen estupefacientes entre la juventud.
5) Evitar totalmente la publicidad excesiva de bebidas alcohólicas y de tabaco.
6) Nacionalización de la industria químico-farmacéutica y de las empresas que fabrican equipe inmobiliario médico.
7) Nacionalización de la industria alimenticia.
8) Ampliar la red de servicios medicos en las zonas rurales y escolares.
9) Por el mejoramiento de los servicios de salud, mediante la incorporación de los medios y equipes más modernos.
10) Rechazo enérgico a todo intento de privatización de las instituciones del sector salud.
11) Ampliar las campañas de educación sexual a la población, y fundamentalmente a los jóvenes por todos los medios posibles.
12) Mayor difusión a las medidas preventivas de enfermedades contagiosas y mortales como el SIDA.

DERECHO A LA CULTURA

El derecho a la cultura implica la posibilidad de instruirse y de poder participar en todas las formas de las actividades culturales (sindicales, cívicas, económicas, artísticas, deportivas, etc.). Los medios modernos de información deben ser desarrollados en el interés nacional de nuestro pueblo y, en primer lugar, de la clase obrera, la cual debe ser asociada al control de su utilización y de su contenido.
Nuestro acervo cultural tiene sus más hondas raíces en el remoto pasado. En las expresiones plàsticas y literarias de nuestra cultura contemporánea se advierte la presencia de lo indígena. La conquista no logró destruir estas raíces y la cultura que trajo consigo tuvo que fundirse con lo autóctono para dar paso a una cultura nueva, panameña, que ha venido definiéndose y afirmándose en el curso de nuestra agitada historia, como instrumento y muestra inapreciable de nuestro progreso.
La actual estructura del usufructo y de la propiedad de la radio y la televisión implica una negación de la libertad de expresión. Un brève grupo de capitalistas y empresarios controlan la producción del 80 por ciento de los mensajes que Ilegan al pueblo; la mayoría de los órganos de la prensa nacional son empresas mercantiles, fuertemente ligadas a los grupos financieros. Un funcionamiento que atomiza a la sociedad, que destruye la realidad familiar, que enfatiza en las funciones más primitivas del hombre, está en directa contradicción con el interés general del pueblo. No es posible dejar el campo de la comunicación humana y de la formación cultural y espiritual del pueblo y de la juventud a las grandes agendas privadas, nacionales y extranjeras, asumiendo el Estado una función complementaria y contemplativa.
La radio y la televisión de nuestro país son auténticas sucursales y subsidiarias de las grandes entidades internacionales en cuanto a las importaciones de material filmado y grabado, en cuanto al equipo y la tecnología y, por supuesto, en lo referente al contenido de sus mensajes y emisiones.
Los canales de televisión basan sus programación en general en gran medida en el material adquirido en los Estados Unidos, no obstante que en nuestro país existen técnicos y artistas suficientes para crear programas nacionales sobre la base de temas de la vida histórica y social de nuestra patria. Al examinar el origen de la programación se concluye que, en términos generales, esta ha sido ajena, extraña o incluso opuesta al desarrollo del país y a nuestras peculiaridades históricas y sociales como nación con fisonomía propia.
La distribución total del tiempo en la programación indica que ésta se orienta a lo que se llama "diversión" y "entretenimiento", y la base esencial de estas son los mensajes de violencia, drogas, sexualidad, modas, comedias; desdeñando notoriamente el importante aspecto de la difusión de la cultura, la ciencia y el arte. La televisión comercial no contribuye a elevar la capacidad crítica del panameño, no acrecenta sus conocimientos y su preparación sobre los grandes problemas nacionales e internacionales.
Por diversas razones, pero sobre todo por la concepción política prevaleciente y por las altas tarifas impuestas, las instituciones y organizaciones culturales y científicas, deportivas, juvéniles, gremiales, sociales y políticas, no tienen acceso a la radio y la televisión. En muchas ocasiones, este tipo de programación se transmite en los horarios que tienen la cobertura más baja.
Desde el punto de vista de la edad y el ingreso, los programas de television y radio de canales privados se dirigen casi exclusivamente a los adolescentes, a los adultos y a los estratos sociales de ingresos medios y elevados. Es decir, se dedica programación a los consumidores potenciales de los productos que anuncian las empresas mercantiles. El afán comercial prevaleciente impide a la televisión y la radio contribuir a la formación educativa y cultural de la nueva generación y olvida objetivamente a las masas rurales.
De los diarios que existen en el país, ninguno de estos son sociedades cooperativas, sino por el contrario de familias pudientes en particular o tienen un aJunta de Accionistas conformada exclusivamente por empresarios. Es evidente que existe un proceso de concentración acelerado también en esta área, en donde cada vez más se requieren recursos financieros enormes no sólo para competir con los periódicos, sino tan sólo para aparecer en la prensa escrita.

Por lo tanto, se hace necesario ampliar y precisar los principios fundamentales de los medios de comunicación masiva, partiendo del propio contenido de la Carta Magna y de las preocupaciones que se han extemado sobre los alcances de las modificaciones constitucionales, entre los cuales se otorga el derecho de información al pueblo y se asegura a los diversos sectores sociales acceso permanente a los medios de comunicación. Los medios de comunicación masiva no sólo deben cumplir la alta misión de entretener o de difundir, enriquecer la cultura o contribuir al mejoramiento de la convivencia humana, sino también a despertar y vigorizar la capacidad crítica y transformadora de quienes reciben los mensajes a efecto de que aquellos instrumentos puedan ser útiles para el cambio social y no para el mantenimiento de un sistema privilegiado.
Nos pronunciamos por un tipo de programación general que refleje las más altas expresiones de la cultura, la historia, la ciencia y el arte, y en general de las manifestaciones más exquisítas y ennoblecedoras del hombre. Los medios de comunicación masiva deben estar profundamente arraigados a nuestra tradición histórica y a las ansias de liberación y elevación constante de las condiciones de vida del pueblo, pero, a la vez, deben estar abiertos y receptives al progreso universal en la cultura y el arte.
Nuestro patrimonio cultural -esencia de nuestra nacionalidad- debe ser preservado, acrecentado y defendido, pues la expansión económica y política de los Estados Unidos viene acompañada de una alarmante y negativa penetración cultural, que entraña una grave amenaza por la integridad nacional. Nos oponemos a todas las formas de la penetración yanqui, no por una actitud aislacionista, chovinista o de
xenofobia, sino porque estamos convencidos que nuestro pueblo tiene una rica tradición histórica. El nacionalismo que preconizamos no impide que estemos abiertos a recibir y enriquecer las grandes aportaciones ideológicas, culturales y técnicas que producen otras regiones del mundo.
Quienes han actuado para que nuestro país pierda su identidad histórica, en el fondo han conspirado contra la independencia de Panamá.
Aunque la amenza que pende sobre la cultura nacional solo podría borrarse liberando definitivamente a nuestro país de la influencia económica y política del imperialismo, consideramos inaplazable la adopción de medidas que defiendan eficazmente la cultura nacional con un contenido profundamente social y, por ende, humanista.
Nos manifestamos porque la juventud panameña disfrute de la música, del teatro, de la pintura, de la literatura y de otras actividades culturales. En consecuencia, luchamos por:
1) La defensa, preservación y acrecentamiento de nuestro acervo cultural.
2) La nacionalización de la programación y la infraestructura de la radio y la televisión.
3) La reglamentación del derecho a la información.
4) La prohibición total de toda difusión que exalte la violencia y las desviaciones sexuales.
5) La ampliación y actualización de la red de bibliotecas en todo el país.
6) La constitución de una editorial estatal que publique libros que difundan la literatura a precios accesibles.
7) El impulso a nuevos valores artísticos.
8) La instalación de infraestructura que permita a la juventud participar en las actividades culturales.
9) Elevación de la calidad de la programación que ven los jóvenes, abandonando por completo los programas que exalten la violencia, el crimen y el sexo.
10) Proporcionar a los jóvenes los medios materiales que les permitan disfrutar del derecho a la cultura.
11) Exigir el respeto y difundir la cultura y tradiciones panameñas.


DERECHO AL DEPORTE Y A LA EDUCACIÓN
El deporte no sólo produce salud física, sino también excelente estado mental, y como práctica física, es un factor de liberación de inhibiciones de todo ser humano. Es universalmente reconocido el hecho de que la salud y el vigor físico se vean altamente favorecidos por la realización metódica y sistemática del ejercicio corporal y esto a su vez proporciona al ser humano la posibilidad de desarrollar al
máximo toda su capacidad física y mental en el medio en que se desenvuelve.
Es reconocido el hecho de que muchas prácticas deportivas, permiten acrecentar el contacto del individuo con la naturaleza y facilitan la posibilidad de adquirir una clara conciencia de la importancia que tiene mantener las condiciones del entorno natural, para hacer posible la preservación de la vida.
La personalidad del individuo no puede ser completa si no tiene acceso al descanso, la recreación y la alegría. El deporte, por sus valores colaterales, constituye una muy estimable forma de recreación. Permite que a través del entrenamiento que proporciona, se desarrollen otras virtudes y, en muchos casos, propicia también el fortalecimiento de los vínculos de familia y de amistad.
Si el deporte educa y auxilia en la formación del carácter, su práctica es parte del derecho social a la educación; si vigoriza el cuerpo, derecho social a la salud; si facilita la compenetración del hombre con su medio natural, es parte del derecho a la preservación del medio ambiente; si nos distrae y nos recrea, es parte del derecho social al descanso, a la recreación y a la alegría; en suma, es parte del derecho de todo ser humano a una vida digna, decorosa y placentera que toda sociedad debe garantizar a sus integrantes.
El deporte, el turismo, los bailes, la recreación, la sucesión constante de impresiones le son vitalmente necesarios a la juventud. El jóven siente una perenne necesidad de movimientos, cambios y ritmos, precisamente por el proceso idelólogico y psicológico por el que atraviesa, durante el cual no sólo terminan de formarse los órganos sexuales, sino que se produce una transformación sustancial de todo el
organismo, afloran nuevas aspiraciones y surgen nuevas inquietudes.
El Instituto Nacional de Deporte (INDE) no ha respondido satisfactoriamente a las necesidades de la juventud, pues el fomento al deporte no ha Ilegado a las amplias masas de jóvenes, a pesar de que se destina un importante porcentaje del presupuesto del INDE a este rubro. El INDE se ha dedicado solamente al impulso del deporte denominado de "alto rendimiento", o séa el déporte elitista. Por lo tanto, es necesario y urgente integrar un programa nacional del deporte, que vaya desde la incorporación masiva de los jóvenes hasta la promoción de nuevos valores deportivos detectados por este medio. Estos programas serían manejados por el Copnsejo Nacional de la Juventud, en conjunto con el INDE.
Ante la necesidad de asegurar a la juventud el derecho a la educación física, al deporte y a la recreación, luchamos por:
1) Que se legisle respecto al deporte en Panamá .
2) Que se establezca la obligatoriedad y gratuidad de la educación física en todos los niveles de la enseñanza.
3) Que se construyan suficientes establecimientos deportivos y se utilicen plenamente los existentes, suspendiendo a la vez la privatización de los que ya existen.
4) Que se elabore un programa nacional de deporte para que coordine a todas las instituciones dedicadas a esta actividad y que incorpore a todos los jóvenes.
5) Que se asegure el tiempo necesario a los jóvenes para participar en las actividades deportivas.
6) Que se amplíe la red de centros vacacionales y sean accesibles a toda la juventud.
7) Que se estimule e impulse la formación y contribución de especialistas en las actividades de esparcimiento, culturales y deportivas.
8) Que se otorge facilidades a los jóvenes para realizar viajes de estudio y turísticos.
9) Por el impulso de la medicina deportiva para los atletas a todos los niveles.
10) Impulso del deporte amateur a nivel nacional y reglamentación del deporte profesional para evitar hechos denigrantes como los llamados "drafts".

DERECHO A LA PARTICIPACIÓN POLITICA
La política es la ciencia dedicada a dirigir a la sociedad. Requiere el conocimiento de las aportaciones que han hecho otras disciplinas que se refieren a los problemas humanos: la biología, la sicología, la geografía, la historia, la antropología, la economía política, el derecho, la religión, la arquitectura y el arte, cuyo remate es la filosofía, síntesis de la cultura universal y arma suprema para el logro del cambio progresivo de la sociedad.
No concebir la política así, como una teoría de la dirección y de las transformaciones de la sociedad, y como una práctica al mismo tiempo, es rebajarla al nivel de la especulación intranscendente o de la acción ciega expuesta a constantes reveses. Es posible, por supuesto, dedicarse al conocimiento de la evolución de la sociedad para fines reducidos de la erudición; pero entonces la política pierde su principal meta que es el cambio de las relaciones humanas. Tambien se puede actuar sin base doctrinaria; pero en este caso el papel de la política se anula como ciencia, como factor que planea la edificación de un mundo nuevo.
En Panamá muchas veces la política no es la actitud suprema del hombre superior, sino el refugio protector de los fracasados como hombres, que no han encontrado un oficio digno de que vivir, y con esa actitud solo han ensuciado la verdadera política nacional, a veces haciéndo que se pierda el horizonte de las fuerzas progresistas de nuestros días.
Y ya es tiempo de que la juventud panameña se organice para defender sus derechos materiales y espirituales, porque sin organización propia, los jóvenes perderíamos pronto la conciencia de nuestra generación y el deseo de realizar nuestros propios ideales, aspirando solo a ser adultos lo más pronto posible, para acortar el angustioso periódo de espera entre la juventud y la madurez de la vida.
Pero la organización de la juventud ha de servir para realizar los ideales de los jóvenes y no para imitar a los adultos y menos aún para copiar la conducta corrompida de quienes viven en el fango, aún cuando disfruten de cuantiosa fortuna y reciban el aplauso de los que elogian por paga el vicio y la inmoralidad.
La organización no puede ser otra más que la organización de tipo político. Pero no del tipo político
tradicional, porque si los jóvenes de Panamá creáramos un partido de acuerdo con las ideas que comunmente se tienen acerca de un partido político, Ilegaríamos a viejos muy rapidamente. La organización política de la juventud debe ser ante todo y por encima de todo, una organización juvenil, no una copia buena o un mal remedo de los partidos tradicionales.
La organización política de la juventud ha de ser, en primer termino, una institución que permita a los jóvenes estudiar cotidianamente la forma de resolver sus problemas de orden nacional, los problemas relativos a la perspectiva de su existencia, y los problemas de orden espiritual, los problemas acerca de la realización de los nuevos ideales que hay que incorporar en la sociedad que prevalece.
En este sentido, el Estado ha abandonado la atención integral a la juventud panameña, ya que en nuestro país se han creado algunas direcciones o institutos, los cuales debido a que no han gozado de autonomia y presupuesto propio han sido incapaces de resolver la problemática juvenil, por lo que se hace necesario la creación de una institución al más alto nivel, con presupuesto propio, que atienda de manera integral a la nueva generación de panameños, que bien podría ser la Secretaía de la Juventud, y donde pudieran tener participación activa las organizaciones juveniles representativas del país.
Por otra parte, los jóvenes quienes hemos Ilegado a la edad ciudadana, a los 18 años, debemos entender que el reconocimiento de la ciudadanía no es sólo el derecho jurídico de votar en las elecciones, sino que debemos de entender que es también la facultad que tenemos para exponer nuestras ideas y defenderlas a través de nuestra organización juvenil o de los partidos políticos acerca de la dirección y de la evolución de la patria, y de los problemas que deben resolverse de inmediato y de sus metas futuras. Entendida así la cuestión, la participación política de los jóvenes ciudadanos constituye una nueva fuerza humana que se incorpora al proceso de la historia.
El Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora, ante la poca participación de la juventud panameña en la vida cívica de nuestro país, se pronuncia por:
1) La libertad de los jóvenes panameños para participar voluntariamente en cualquier partido político.
2) El apoyo material y económico por parte del Estado a los organismos juveniles en forma directa e incondicional.
3) La universalidad del voto, la no coacción sobre los electores, el secreto y el respeto al sufragio.
4) La implantación del sistema de representación proporcional en todos los órganos de elección popular.
5) Ampliación permanente del régimen democrático de Panamá.
6) Que se cree la Secretaría de la Juventud donde las organizaciones juveniles -políticas y sociales-, tengan el derecho de participar en la elaboración de los programas de ésta, por conducto de un Consejo Juvenil, con el propósito de atender los problemas de lajuventud panameña ,
7) Derrotar los intentos del gobierno de reducir la edad penal a los 16 años.


LA NIÑEZ
Los niños están más próximos a los jóvenes, tanto por la edad como por su concepción del mundo. De ahí parte la preocupación de la Juventud por aportar sus esfuerzos en la búsqucda de vías concretes para dar solución a los numerosos problemas que aquejan a la gran mayoría de los niños y asegurarles el bienestar y la felicidad.
La situacion de los niños en Panamá es el reflejo de las condiciones económicas, sociales y culturales del país, que como muestrario de injusticias ofrece crueles contrastes que, desde las primeras etapas de la vida, deforman el desarrollo de los niños y condicionan negativamente su futuro. Así una niñez opulenta, partícipe del despilfarro, esta frente a otra víctima del desamparo y entregada a la mendicidad y a la delincuencia.
Lo anterior se ha visto profundizado durante los años de aplicación de la política neoliberal en nuestro país, y a que producto de ello el número de niños desprotegidos que deambulan por las calles de las grandes ciudades se incrementa, siendo víctimas de gentes sin escrúpulos que los explotan y prostituyen, ya que la mayoría de ellos no cuentan con protección alguna.
Es evidente que el niño carece de la capacidad de tomar decisiones y la sociedad de los adultos determina que le conviene y que le es nocivo, muchas veces es el depositario y la víctima de los problemas sociales que dominan en dicha sociedad. Como parte integrante de la familia, el nino padece y disfruta de todo lo malo y lo bueno que emana de la situación económica, social y cultural de su hogar y, en última instancia, del interés o de la apatía que le manifiesten sus padres.
Cuando se piensa en los problemas de la niñez mexicana, principalmente de los hijos de los desempleados, de los obreros y de los campesinos que constituyen la mayoría de los niños, es fácil definir que Ileva la delantera entre el hambre, la enfermedad, la ignorancia y la injusticia social, aunque tal vez sea este el orden de calamidades que convengan seguir en la busqueda de soluciones adecuadas. Para superar estos problemas de los niños mexicanos, es necesario proyectar una bien planeada realización de obras permanentes, que mejoren gradualmente cada uno de los aspectos de la niñez, para forjar en ella a la nueva generación que habrá de demandar el futuro inmediato, partiendo del conocimiento objetivo y pleno de la situaclón conflictiva en la que vive inmersa.
Frente a la niñez, frente al porvenir, se abre la disyuntiva de destinos: o bien vivirá en un país cada vez más dependiente, más enajenado, más atado a los intereses del imperialismo deformando su desarrollo para producir seres que estén a su servicio; o bien se forjará como elemento útil a una patria libre, plenamente independiente, dueña de su destino, que al impulsar su progreso Ilegue a otra etapa más avanzada de su evolución histórica, donde pueda realizarse con plenitud y disfrutar intensamente la alegría de vivir. El Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora , sintiendo una gran responsabilidad frente al destino de la niñez para quien profesa un amor desinteresado y sincero, y teniendo presente el pensamiento del Maestro Vicente Lombardo Toledano: "En Panamá los únicos que tienen derecho a gozar de privilegios, son los niños", se pronuncia:
1) La absoluta protección de la existencia del niño, la cual se encuentra amenzada por el omminioso peligro de la guerra, por el desamparo, el hambre y la insalubridad.
2) El derecho a la salud, que principia en la erradicación del grave peligro de la desnutrición, que cercena sus vidas, que mutila y frustra su desarrollo, y de la insalubridad, que le convierte en la víctima más propicia de las enfermedades más graves.
3) El derecho a una educación democrática que integre su personalidad, le prepare para el trabajo, le conduzca al desarrollo integral de sus facultades y aptitudes, y le abra toda la gama de sus posibilidades.
4) El derecho a la justicia y a la seguridad social, que lo libere de las desigualdades y de la inseguridad.
5) El derecho a vivir en paz y poder desarrollar sus aspiraciones plenamente.
6) El derecho a tener siempre abierta la perspectiva de un porvenir mejor.
7) Que se destine mayor presupuesto al DIF para que este haga efectiva la atención a la niñez de nuestro país.
8) Luchar para que se haga efectiva la prohibición de la explotación de los niños y se dé un cumplimiento estricto a sus derechos proclamados por la UNICEF.
9) Cumplimiento irrestricto de la Declaración Universal de los Derechos del Niño, proclamada por la ONU y signada por el Gobierno Mexicano.


ECOLOGIA
La preservación del lugar donde habitan los seres vivos es fundamental para su pleno desarrollo. La ecología es la ciencia que estudia esta relación, organismo vivo y su casa o medio ambiente circundante.
El hombre a través de la explotación de los recursos naturales renovables y no renovables y por falta de conservación, protección y renovación de algunos de éstos, ha provocado alteraciones graves en la naturaleza, en el momento en que esta explotación es irracional, se presentan infinidad de problemas graves entre ellos pricipalmente la contaminación de la tierra, aire y agua; dicho desequilibrio ecológico se incrementa aún más en países como el nuestro debido a su sistema económico, polîtico y social, que permite que algunos grupos sociales antepongan sus intereses económicos por encima de los de la humanidad.
En los últimos años se ha incrementado el índice de repercusiones en la salud de los seres vivos, causada por fenomenos como el sobrecalentamiento de la tierra, el efecto de invernadero o inversión térmica y la fácil entrada a la atmósfera de radiaciones de baja frecuencia por el desgaste de la capa de ozono.
El origen y daños causados al entorno ecologico de nuestro territorio y el de toda América Latina, empezaron a producirse de manera intensa, aún cuando todavía no era alarmante, en el primer tercio de este siglo, durante el período de desenfrenada invasión masiva del capital extranjero, a través de monopolios, trusts y consorcios internacionales que ilimitadamente, sin control técnico alguno, saquearon nuestro suelo, subsuelo, talaron nuestros bosques y destruyeron nuestras selvas tropicales con un amparo previniendo obstáculos para alcanazar sus objetivos.
En Panamá , después de la Segunda Guerra Mundial, y sin la existencia en ese entonces de leyes que lo impidieran, los grandes monopolios trasnacionales bajo la complicidad de empresarios mexicanos, que sirvieron de prestanombres al igual que en la actualidad, lograron sus devastadores objetivos, instalando en nuestro territorio nacional, factorías principalmente en las grandes ciudades y puertos del país. Ya para finales de la década de los 60 's y durante los años 70 's, se entró al período mundial del brusco incremento del usufructo intensivo y extensivo del potencial de sus recursos naturales, bajo la influencia de la Revolución científico-técnica y los avances sustanciales de la economía mundial, se reconcentre en ciudades como Guadalajara, Monterrey, Edo. de Mexico y la capital del país, entre otros, actuando siempre al margen de las leyes constitucionales, y propiciando con esto el irrefrenable éxodo de los trabajadores del campo hacia las grandes ciudades.
En otro orden, las medidas adoptadas por el gobierno han sido mínimas ante la gravedad de este problema pero independientemente de esto, en 1983 la Secretaria de Desarrollo Urbano y Ecologia (SEDUE) -hoy Secretanía de Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca-, autorizó diez confinamientos más de residuos industriales, los cuales no han sido respetados por las industrias privadas y trasnacionales, ya que inclusive han argumentado que estos confinamientos de desechos industriales no existen, por lo cual, los arrojan al suelo en lotes valdíos o a los cuerpos de agua, porque de esta manera no les ocasionan ningún gasto a estos grandes empresarios.
Mas de 3 mil empresas en nuestro país están clasificadas como altamente contaminantes y de las 320 cuencas hidrográficas que posee nuestro territorio, solo en cinco de ellas se concentra el 60% de sus descargas orgánicas que al año suman más de 2 millones de toneladas. Entre los sistemas acuáticos más afectados se encuentran el Río Coatzacoalcos, Río Papaloapan, Río Lerma, Lago de Patzcuaro, Lago de
Chapala y el Lago de Xochimilco, así como en general lagunas costeras y aguas marinas.
Por otra parte, continuamente se detectan contaminantes en aire, aguas marinas y residuales que son arrojadas de manera delictiva a nuestro país por parte de los Estados Unidos, así como elementos radiactivos y ensayos nucleares que regularmente se efectúan en nuestra frontera sin permiso alguno de las autoridades mexicanas.
Por todo lo anterior las organizaciones políticas, entre ellas: JPS, PPS, Grupos Ecologistas y personas en lo induvidual, proponemos ciertas medidas que indudablemente son urgentes, ya que las adoptadas por el gobierno para controlar estos problemas son mínimas y no resuelven dichos fenómenos, aunque no se descartan, al contrario se deben ampliar o reforzar y convertirse en permanentes las medidas adoptadas por el gobierno, como el "Hoy no circula".
Como el deterioro de la estabilidad ecológica aumenta y afecta a todo ser vivo, El MNJ-PAT opina que se deben tomar las medidas políticas estrictas, como medidas institucionales para combatir esta seria amenaza, aún estamos a tiempo de encauzar la recuperación de la naturaleza, para restaurarla sobre todo en aquellos casos en los cuales el daño no sea todavía irreversible y podamos devolver a todos los seres vivos la plena capacidad de fecundar y preservar su especie, poniendo en práctica los magníficos avances de la ciencia y la tecnología alcanzadas hasta hoy por el género humano.
El MNJ-PAT para ello se pronuncia por:
l) Que se implante y mantenga permanentemente la medida "Hoy no circula" en las ciudades de mayor
concentración poblacional.
2) Creación inmediata de nuevos confinamientos para todo tipo de residuos en cada una de las ciudades industriales de nuestro pais, particularmente los que son sumamente tóxicos, y a la vez estos reúnan las máximas condiciones de seguridad que determinen los expertos en la materia.
3) El Estado debe impulsar con mayor objetividad las campanas de reforestación a nuestros bosques, y a la vez exigir a las empresas taladoras de estos, que destinen recursos económicos para estas campañas.
4) Que los medios de comunicación sirvan para crear conciencia en nuestro pueblo de la situación actual que sufre nuestro entomo ecológico a través de programas especiales y que se difundan en horas adecuadas.
5) El Estado debe impulsar con mayor intensidad por interés propio de Mexico, su participación en las reuniones internacionales dedicadas al estudio conjunto del problema ecológico; ya que la cooperación internacional es necesaria también en el campo del patrimonio comun de las nuevas generaciones.
6) La descentralización de todas las fabricas industriales que se encuentran dentro del área urbana no solo en el Distrito Federal sino en las demás ciudades del país donde proliferan la concentración de estas.
7) El establecimiento de un transporte público barato y eficiente, no contaminante que desaliente el uso del automóvil particular para reducir con ello sensiblemente los niveles de contaminación.
8) Incrementar la infraestructura para mejorar el servicio de limpia y recolección de basura; rechazar la concesión de transferir el procesamiento industrial de la basura a la iniciativa privada.
9) Que el gobierno mexicano tome medidas efectivas para evitar la introducción ilegal de residuos a nuestro país provenientes de otros países como Estados Unidos.
10) Que el gobierno haga cumplir cabalmente los decretos de protección de especies marinas y terrestres en peligro de extinción.
11) Fomentar el establecimiento de industrias dedicadas al tratamiento y recuperación de residuos.
12) Crear la infraestructura necesaria para la detección, manejo y disposición de residuos peligrosos, principalmente los altamente radioactivos.
13) Frenar el crecimiento urbano ofreciendo alternativas en comunidades rurales.
14) Aplicar reestricciones cicntíficamente fundamentadas a cualquier incidencia en el medio ambiente, ya
sea al introducir sustancias o energías en ciclos naturales o extraerlas con vistas de mantener el equilibrio de las principales.