Make your own free website on Tripod.com
Ideario
Casa
CasaAlterna
Cantos de la Huelga
Documentos
Reflexiones
Enlaces
Ideario
Esta Historia
Somos

NUESTROS IDEALES
DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS


El Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora es una organización juvenil que se guÍa por los principios del Marxismo-Leninismo.
Desde su fundación, el 30 de noviembre de 1993, El MNJ-PAT ha luchado al lado de su pueblo incorporando a la juventud panameña a los combates diarios del pueblo, ligando en una sola causa las demandas propias de la joven generación y las de todo el pueblo panameño .

El MNJ-PAT está llamado a prepararse seriamente en el conocimiento de la filosofía del proletariado; a conocer profundamente la historia de las luchas de nuestro pueblo; a amar a nuestra patria como solo la aman quienes luchan por sus más nobles causas; a ser instrumento de expresión de las inquietudes de la nueva generación; a sumarse a sus filas a los estudiantes, a los obreros y a los campesinos jóvenes, y a defender a la juventud asegurándole sus derechos.

Nuestra Organización se inspira en el ejemplo de las generaciones pasadas que lucharon por los más grandes ideales del pueblo panameño y en contra del imperialismo norteamericano, logrando la salida de las tropas Yankees de nuestro territorio, acabando con la semicolonia que hasta entoces era nuestro país, momentos que a su vez componen un solo gran movimiento de la lucha histórica de nuestro pueblo, que alcanzará su culminación con la transformación revolucionaria de la sociedadd panameña y el establecimiento del socialismo. A este propósito contribuye El MNJ-PAT al cumplir las tareas que le corresponden.

El imperialismo constituye el enemigo común y fundamental de todos los pueblos del mundo. En cada país, en cada continente, las luchas revolucionarias revisten diversos matices, correspondientes a sus condiciones particulares dentro de la situación internacional específica de la época. La juventud juega un papel destacado como fuerza de avanzada en las tareas reinvindicativas y por la consecución de los objetivos más nobles de los pueblos, siempre que se une a las fuerzas políticas de avanzada.

En los países capitalistas industrializados la juventud se manifiesta activamente contra los monopolios y las políticas internas y externas de los gobiernos a su servicio. En los países que luchan por su liberación nacional y los que aún se hallan bajo el dominio colonial y neocolonial, los patriotas y revolucionarios -la mayoria de ellos jovenes- se enfrentan a las fuerzas representativas del pasado oprobioso, la reacción local y el imperialismo.

Hoy como nunca adquiere especial relevancia la lucha por la paz, la coexistencia pacífica y el desarme total. La capacidad destructiva de las armas modernas, y sobre todo de las nucleares, es tal, que pende sobre todos los pueblos de la tierra la amenaza real de destruccion difinitiva, ademas, un clima internacional viciado por el armamentismo, la beligerancia, la intolerancia, la agresividad y la arbitrariedad, impulsados por el imperialismo en su conjunto y en particular por el norteamericano, obstaculiza la lucha de todos los pueblos por desarrollar sus fuerzas productivas, por ampliar y consolidar sus conquistas y por brindar un futuro seguro y mejor a las nuevas generaciones.

La juventud esta llamada a movilizarse y contribuir con su esfuerzo a derrotar los intentos del imperialismo por usar el chantaje, la intervención, las agresiones y las manipulaciones de diversa índole en las relaciones internacionales y a contribuir a la creación de un clima mundial pacífico y sin armas, en el cual los pueblos alcancen las tareas históricas que se han fijado; la juventud debe luchar por alcanzar sus ideales sumándose con vigor, entusiasmo y creatividad al caudal popular que barrerá de la tierra la explotación, la miseria, la ignorancia y los males que el Capitalismo provoca.

La juventud esta llamada a contribuir asimismo a la liquidacion definitiva del sistema colonial del imperialismo, al surgimiento de nuevos estados independientes y democráticos: al combate final contra regímenes racistas y reaccionarios. Y todo tipo de manifestaciones fascistas en el mundo que ensombrecen la vida de distintos pueblos de la tierra.

Si el futuro pertenece a la juventud, es necesario que los jóvenes panameños unan esfuerzos y efectúen acciones comunes de lucha con los otros jovenes del mundo, a efecto de preservar nuestro hogar común la Tierra, el ecosistema debe garantizar la prolongación de la vida humana y para ello tienen que protegerse los recursos naturales.

El MNJ-PAT se pronuncia por la defensa de la soberanîa y la autodeterminación de los pueblos. El MNJ-PAT en base a los principios del internacionalismo proletario está y estará siempre dispuesto a tender su firme mano solidaria a todos los jóvenes que en el mundo luchan contra el facismo, el colonialismo, el racismo, el sionismo y toda forma de explotación capitalista. De igual manera, esta dispuesta a contribuir con su esfuerzo al desarrollo de la amistad y la colaboración con los jovenes progresistas de todo el mundo.

El MNJ-PAT es un eslabón del movimiento mundial antiimperialista y democrático en el cual militan millónes de jóvenes de todos los paises del mundo que luchan por la paz, la solidaridad antimperialista y la amistad entre los pueblos y que tiene su vanguardia en la Federación Mundial de la Juventud Democrática.

Nuestra Organización, sostiene con su línea estratégica y táctica la unidad de las clases trabajadoras de la ciudad y el campo, que junto con todas aquellas fuerzas que tienen como enemigo común al imperialismo, pugnan por la elevación sistemática del nivel de vida del puebio, la independencia económica de la nacion y la ampliación del régimen democrático.

En este espiritu El MNJ-PAT promueve la acción común con todas aquellas organizaciones juveniles para el logro de las reivindicaciones de la nueva generación inscritas en el programa de El Movimiento Nacional de Juventudes - Pensamiento y Acción Transformadora.

Para ello El MNJ-PAT se inspira y afirma sus bases organizativas en los principios leninistas de vida de las organizaciones revolucionarias, y rechaza toda desviación de esos principios en su vida interna. Así mismo, El MNJ-PAT condena las desviaciones ideológicas que, como el reformismo, han traicionado la esencia revolucionaria del pensamiento marxista.

El MNJ-PAT tiene la convicción de que la juventud no es una clase social, y por lo tanto no puede sostener una concepción unitaria sobre el porvenir de la humanidad. El MNJ-PAT rechaza las tesis aventureristas que sobreestiman el papel de la juventud en la lucha revolucionaria y las que afirman que la historia empieza cuando uno nace, de que nada en el pasado de la vida del pueblo es válido y digno de defender; así como la que postula que el combate político es una lucha generacional.

El MNJ-PAT afirma que la juventud no suple el papel historicamente asignado a la clase obrera y su partido en la lucha por el socialismo.

El MNJ-PAT ofrece a los jóvenes un sitio de combate junto a la clase obrera, para alcanzar sus objetivos inmediatos e históricos.

El MNJ-PAT, por todo lo anterior, se declara se declara fervientemente socialista, antiimperialista y revolucionario.